En librerías El Campo Socialista y los Becados Dominicanos

1soqk3zxfon9n-1Santo Domingo.- La obra El Campo Socialista y los Becados Dominicanos, del periodista Miguel Aponte Viguera, fue puesta en circulación en el local de las instituciones Colegio Dominicano de Periodistas y Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, durante una actividad en la capital Dominicana que contó con la presencia de un nutrido público de egresados y egresadas de las instituciones docentes de las ex naciones socialistas, familiares, amigos y dirigentes de los periodistas de la República Dominicana.

La mesa que presidió el lanzamiento del ensayo periodístico, fue encabezada por los licenciados Olivo de León, presidente del CDP, Aurelio Henríquez y Julian Sosa, ambos del Comité Ejecutivo de dicha entidad,el Doctor Luís Ruffin Castro, abogado del CDP; también por José Beato, Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y el propio autor de la obra, Miguel Aponte Viguera.

El Dr. Maguá Moquete Paredes, periodista y miembro de ambas organizaciones, fungió como maestro de ceremonia del evento, el cual se realizó el pasado viernes ocho del mes en curso.                     Búsquelo en la Casa Nacional del Periodista, librerías La Filantrópica, Papo y paletear de El Conde Peatonal con Sánchez.cine sovietico escuela multitematica-02

Al inicio de la actividad se interpretó el Himno Nacional de la República Dominicana y un destacado saxofonista y artista plástico, el señor Parmenio Díaz, interpretó un par de piezas musicales clásicas que fueron del agrado y delicada recordación de épocas pasadas en la mente de los y las presentes.

En los pasillos del primer piso de la Casa Nacional del Periodista, se desplegó una muestra de artículos y objetos de la artesanía y numismática rusas, así como de afiches, fotos y ediciones de periódicos en español y ruso publicados por la transformada Asociación de Profesionales Egresados de las Instituciones de Educación Superior de los Países Socialistas (AECEPAS). También se exhibieron carteles de los filmes soviéticos que serán exhibidos en el Cine de Prensa Orlando Martínez del CDP, en las próximas semanas.Unknown-5

Por lo prolongado de la parte protocolar y musical, no fue posible proyectar el inicio de la película clásica soviética Guerra y Paz, de Bondarchuk, basada en la obra literaria del escritor Lev Tolstoy y la cual se había 1soqk3zxfon9n-3anunciado por el pasado viernes ocho de Agosto de 2014.

Hablan los dirigentes de las organizaciones periodísticas

Los periodistas Olivo de León y Julián Sosa, Presidente y Secretario de Relaciones Públicas del CDP, respectivamente, se dirigieron a los y las presentes, para anunciar el reinicio en la Casa del Periodista de los Viernes de la Prensa, los cuales fueron concebidos en la década de los años de 1980 por el antiguo Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales y el CDP de la Ley 148.

Ambos se refirieron al contenido del ensayo periodístico de Aponte Viguera, del cual expresaron palabras muy afectuosas sobre las condiciones éticas, profesionales y progresistas del autor de la obra sobre la vida de 1soqk3zxfon9ncentenares de jóvenes que estudiaron en la URSS y demás naciones de las "democracias populares".

Luego habló el autor, quien detalló con lujos de detalle las condiciones de creación del ensayo y refirió anécdotas que fueron motivo de risas y agrado de los y las presentes. También intervino el egresado de una institución rumana, profesor Manuel Joaquín Colòn, quien se refirió a los hechos y acontecimientos que protagonizaron los centenares de muchachos y muchachas que marcharon a realizar estudios superiores en los centros decentes del antiguo Campo Socialista.1soqk3zxfon9n-2

La puesta en circulación fue dedicada a los mártires y heroínas masacrados (as) en Palestina, durante la agresión de los sionistas judíos que hoy llenan de sangre y luto la Franja de Gaza, en las Tierras Sagradas del Oriente Medio.

Así expuso el periodista Miguel Aponte Viguera

Palabras en la puesta en circulación del libro EL CAMPO SOCIALISTA Y L@S BECAD@S DOMINICAN@S

Por Miguel Aponte Viguera

Deseo comenzar este lanzamiento del libro El Campo Socialista y los Becados Dominicanos ante la opinión pública mas amplia, tanto de nuestro país y allende las fronteras, expresando las siguientes palabras que no deben faltar en ninguna de las actividades que realicemos los y las egresados (as) de las antiguas instituciones de educación superior y media especializada de lo que se denominó Campo Socialista, incluidas la gloriosa URSS, Cuba y las democracias populares de Europa del Este…

En Eterno Agradecimiento

A los pueblos y autoridades docentes y Gobiernos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Europa del Este que nos dieron de su propio pan para formarnos como buenos y solidarios profesionales y técnicos al servicio de la paz, amistad, solidaridad internacional y progreso de la humanidad.

A los egresados y egresadas dominicanos y dominicanas de dichos centros docentes que ya no están entre los vivos, pero de los cuales guardamos en nuestras mentes y corazones hermosos recuerdos de vida en comunidad. ¡Viva la amistad entre los pueblos!

Mediante disposición especial del Gobierno soviético, en el año de 1960, fue creada la Universidad de la Amistad de los Pueblos Patricio Lumumba.

Este gran centro docente científico internacional albergó durante toda la época soviética mas de 60 mil estudiantes extranjeros de unos 160 países del mundo, en donde recibieron el pan de la enseñanza superior miles de jóvenes de ambos sexos, fundamentalmente procedentes de los extractos mas pobres de los pueblos y naciones del Tercer Mundo.

Y entre ellos, destacamos a los centenares de jóvenes que procedentes de nuestro país, República Dominicana, se formaron como buenos profesionales y técnicos en los centros docentes de la Unión Soviética y Cuba, Checoeslovaquia, Hungría, Bulgaria, República Democrática Alemana y Rumanía.

Sabemos que el objetivo fundamental que impulsó a los camaradas soviéticos a crear la hoy conocida URAP, fue el hermoso gesto solidario de contribuir en la formación de los cuadros técnicos y profesionales de las naciones en vía de desarrollo de todos los continentes del mundo.

Luego y más adelante, las autoridades soviéticas extenderían hacia otras instituciones docentes rusas y soviéticas en el amplio territorio de la URSS, las becas de estudios junto al grueso de jóvenes nacionales que se formaban en los institutos y universidades soviéticas.

De la República Dominicana viajamos centenares de hombres y mujeres, procedentes de los barrios y zonas rurales dominicanos, hacia la URSS y naciones denominadas de Democracias Populares, en busca de la capacitación técnica, profesional y humanitaria que el sistema opresor capitalista no estaba en capacidad de darnos y, porque nuestros familiares y nosotros y nosotras carecíamos de los recursos económicos necesarios para costear nuestros estudios superiores.

Fue el Partido Comunista Dominicano (PCD) la organización revolucionaria que cargó sobre sus hombros con la responsabilidad de tramitar y orientar a los miles de jóvenes, de ambos sexos, que cual avalancha entregaban sus documentos para optar por la posibilidad de cursar estudios superiores en uno de los centros de educación superior y media especializada de la antigua URSS y de las naciones de democracias populares.

Inicialmente eran cinco o seis los y las estudiantes dominicanos (as) que viajaban anualmente a la URSS, pero muy pronto y partir de los años de la década del 1970 se incrementó rápidamente el número de becarios y becarias que llegaron al País de los Sóviets debido al alto rendimiento académico de dichos jóvenes y a otras variantes. La mayoría de esos jóvenes eran de escasos recursos, pero sabemos de otros que procedían de familias con algunos recursos económicos más holgados.

La presente obra trata de recrear y exponer la realidad en la que nos desenvolvimos por más de cinco años, en los estudios y vida cotidiana, los y las dominicanos (as) junto a jóvenes estudiantes de otras nacionalidades, incluyendo a rusos, bielorrusos, ucranianos, alemanes, árabes, africanos, latinoamericanos y de los otros continentes del mundo.

Aquí ustedes encontrarán algunos datos y cifras sobre los costos de nuestros estudios en la URSS, como por ejemplo, los que se refieren a que cada estudiante le costaba al Estado soviético alrededor de 40 mil dólares per cápita anualmente.

Según cálculos conservadores de los propios soviéticos, un 98 por ciento de los jóvenes dominicanos que viajaron a la URSS, lograron graduarse en profesiones tan importante para el desarrollo de nuestro país, como Medicina, Agronomía, Ingeniería Industrial, Electromecánica, Minería, Química, Geología, Veterinaria, Economía, etc. con especialidades en perforación de pozos petroleros, refinación de petróleo, gas, biología marina, fabricación de barcos, construcción y reparación de turbinas de aviones y de barcos; pero también estudiaron música, teatro, dirección coral, cine, historia, bibliotecología, idiomas, filosofía y periodismo.

Un dato interesante es que todos y todas los y las egresados (as) de las instituciones de educación superior de la URSS adquirieron el grado de Máster.

 

Pues bien, esta obra pretende jugar un rol de estímulo en la expresión pública de sentimientos y acontecimientos que marcaron profundamente nuestras vidas en aquellos maravillosos y dorados años, los cuales para muchos de nosotros y nosotras fueron… ¨los mejores años de nuestras existencias¨.

Nuestro propósito también es desatar polémicas, quizás tardías, con la aparición de este libro en torno a cuestiones tan vitales como el rol del antiguo Campo Socialista en el empuje del desarrollo científico, técnico, social, político, económico, cultural y de cualquier otra índole de nuestro país y otras naciones del llamado Tercer Mundo.

Así como también, estimular la aparición de otras obras en el mismo sentido y dirección, para que cada cual pueda contar sus experiencias de vida y estudios en la URSS y demás naciones del antiguo Campo Socialista.

Aquí debemos recordar que a los y las egresados y egresadas se nos acusó de todo, en especial de “agentes soviéticos y cubanos”, “enemigos de la democracia” y “agentes del terrorismo internacional”, entre otras perlas.

¡¡Nunca fueron probadas¡¡

Aquí, en la obra, hacemos algunas revelaciones sobre el particular.

Hay una parte dedicada enteramente al trabajo desarrollado durante varios lustros por grupos de egresados y egresadas que enfrentamos los odiosos impedimentos de entrada y salida a nuestra Patria que nos impusiera la dictadura ilustrada yanqui-balaguerista durante mucho tiempo.

También las trabas y obstáculos al ejercicio de nuestras profesiones y especialidades y las discriminaciones de todo tipo que nos impusiera el sistema opresor y decadente capitalista.

Nuestra invitación, pues, a adquirir la presente obra y promover su difusión y discusión…en provecho del desarrollo democrático y de las ideas avanzadas en nuestra sociedad.

Hay una parte en idioma ruso, con lo cual espero satisfacer a los amigos y amigas ruso parlante, en interés de que puedan directamente conocer parte de esta historia.

NO debo concluir mi presentación, sin antes expresar mi gran agradecimiento a las personas que hicieron posible la salida y publicación de EL CAMPO SOCIALISTA Y LOS BECADOS DOMINICANOS, entre ellos y ella: a la inolvidable joven estudiante ida a destiempo PALOMA PARRINI CANO (hija de la egresada historiadora MARIELA CANO) y a mis hijos PAVEL APONTE CABRERA Y REYNALDO ARTURO APONTE CABRERA, quienes lo dieron todo y ayudaron en la composición, diagramación e impresión de la presente obra (en ruso y español).

Así como también a la honorable Cónsul Honoraria de la Federación de Rusia en la República Dominicana, Licenciada Virginia Velázquez de Simó. También al presidente del Colegio Dominicano de Periodistas, Licenciado Olivo de León.

Santo Domingo, Casa Nacional del Periodista – 8 de Agosto 2014

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.