Ciudad Colonial  de Santo Domingo. – El pasado miércoles día 20 de Octubre del año en curso, al cumplirse el 60 aniversario de los acontecimientos de lucha juvenil y enfrentamientos con agentes de la P.N. y Guardias trujillista-balaguerista del 1961 en la zona Ciudad Nueva de la antigua ¨ Ciudad Trujillo ¨, representantes de organizaciones patrióticas y revolucionarias realizaron una significativa actividad junto a vecinos de las históricas calles de la Ciudad Colonial.


En la actividad – realizada desde las cuatro de la tarde, estuvieron presentes y hablaron José Bujosa Mieses y Juan Pablo Uribe, de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias y Fundación Amaury Germán Aristy, respectivamente, y las personalidades destacadas (sobrevivientes) de esos hechos históricos de la década de los 60s. Teresita Espaillat, Arnulfo Reyes entre otros,// El presidente de el Comité Ruta de los Comando, Papy Cuevas, el presidente de la Fundación Próceres de Abril, Andrés Dirocié, entre otras personalidades y vecinos de la calle Espaillat que compartieron sus testimonios de lo que vivieron ese día memorable. 


Vecinos-as que observaban, desde lo alto de las segundas plantas de las viviendas de esas calles coloniales, que fueron testigo de la hazaña valiente de la juventud dominicana en los días de octubre posteriores al ajusticiamiento del tirano Trujillo, acepaban las flores rojas y blancas que distribuyeron algunos de los militantes revolucionarios de la Actividad Homenaje a los caídos en esa lucha por la Libertaded y contra los remanentes de la sátrapía oprobiosa.
Aunque no pudo interpretar algunas de sus canciones revolucionarias, el cantautor de las Islas Canarias Angel Cuenca, estuvo presente al final de la actividad; llegó acompañado de su guitarra y lamentablemente no había sistema de sonido para sus interpretaciones.Las paredes de la intersección de la Arz. Noel con Espaillat fueron testimonio de las fotos, pancartas, letreros y banderas dominicana y de la Hoz y el Martillo, desplegadas para recordar los históricos acontecimientos protagonizados por la Juventud dominicana que siempre dijo y ha dicho que ! la Juventud no permite esclavitud y Libertad, Libertad ! 


José Bujosa Mieses, periodista y sobreviviente de la Gesta Histórica, dijo que con la actividad la Fundación Amaury Germán Aristy busca rescatar esta gesta histórica que algunos historiadores conservadores quieren borrar y que han tratado de minimizar con su vano interés de que caiga en el olvido.No obstante, subrayó, que la realidad y la memoria histórica de este acontecimiento no es posible borrar. Debido a que este hecho constituyó, junto a la Expedición Armada del 14 de junio de 1959, el atentado contra el presidente de Venezuela, Rómulo Betancourt, el triple asesinato de las hermanas Mirabal, la llegada al país de la avanzada de la democracia del PRD, el 5 de julio de 1961 y la Masacre del 16 de enero de 1962 en el parque Independencia, el principio y final de la caída de la tiranía trujillista. 
Reafirmo que por esas razones la Fundación a querido decir presente en este lugar que la juventud dominicana dio muestra de heroísmo y patriotismo en la lucha por la libertad y la democracia.

Sobrevivientes de masacre calle Espaillat junto a activistas y vecinos de Ciudad Colonial.

Dijo que el sacrificio de los estudiantes, Tirso Roldán Vargas Almonte, Rafael Curiel, José Cerda Matos, Ignacio Matos y Gustavo Dimaggio, asesinados por efectivos militares y policiales del binomio Ramfis-Balaguer no fue en vano. Ya que a dos meses y medio después de sus asesinatos el pueblo dominicano conquistó la libertad sepultada durante más de 30 años por la satrapía trujillistaResaltó que ‘’como sobreviviente de esta batalla por la libertad y descendiente de una generación que asumió su deber de enfrentar la tiranía y la opresión, como lo fueron Asdrúbal Domínguez, Otto Morales, Monchin Pineda, Homero Hernández, Bienvenido Leal Prandy (La Chuta), Ulises Cerón, Rafaelito Bueno, Leopoldo Grullón, Arnulfo Reyes, Alfredo Rizik, Sagrada Bujosa Mieses, Nemen Nader, Nelson Peña ,los hermanos Jhonson, los hermanos Isa Conde, los hermanos Pichardo, los hermanos Valera Benites y Benjamín Bujosa Mieses, entre otros sobrevivientes quiero testimoniar como ocurrieron los hechos que culminaron con esta horrible masacre. para ofrecerle mi testimonio de los antecedentes que culminaron con la Masacre del 20 de octubre’’.

Recordó que las protestas se iniciaron el 16 de octubre en la Universidad de Santo Domingo cuando la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), interpretando los anhelos de libertad de los estudiantes y del pueblo decidió romper la complicidad, el terror y el silencio expulsando a los profesores trujillista de esa Casa de Estudios que encabezaba el entonces rector José Manuel Machado, de quien pedían la cabeza.


De esta manera, puntualizó que los bustos, estatuas y retratos del tirano y sus familiares fueron hechos pedazos por la decidida y firme reacción de la dirección estudiantil liderada por el inmenso Asdrúbal Domínguez.Explicó que la reacción oficial de parte del binomio Ramfis-Balaguer no se hizo esperar, la Universidad fue cercada y luego cerrada, originando movilizaciones en cascadas en diversas provincias del país destacándose entre ellas: Moca, San Francisco de Macorís, Santiago, La Vega, La Romana, donde los estudiantes a grito de ¡libertad! ¡Libertad! ¡Abajo el Binomio Ramfis-Balaguer! y ¡Balaguer Muñequito de Papel, destruían todas las imágenes y propiedades de los personeros del trujillato y sus cómplices. 


Recordó que los estudiantes de las escuelas y liceos públicos y algunos colegios privados, organizados en la Asociación Nacional de Estudiantes Secundarios (ANES) se unieron a los universitarios creando un estado de resistencia popular que en pocos días abarcó las principales ciudades del país. En la Capital, la cita era la calle El Conde donde reunidos en la cafetería ‘’Sublime’’ y ‘’La Cafetera’’, entre sorbos de Café, se planificaban las protestas del día, bajo la vigilancia de los esbirros del Servicio de Inteligencia Militar (SIN) y de la Policía. La señal para tomar las calles era antecedía de un toque persistente de palmadas al son de ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Abajo la dictadura! ¡No tenemos Miedo!…


En estas movilizaciones la unidad prevalecía entre los grupos juveniles de las principales organizaciones políticas de la época, como lo eran el Partido Revolucionario Dominicano, la Unión Cívica Nacional (UCN), el Movimiento Revolucionario 14 de junio (IJ4), el Movimiento Popular Dominicano (MPD), el Partido Socialista Popular (PSP), el Partido Revolucionario Social Cristiano (PRSC). Las protestas adquirieron una mayor dimensión el 20 de octubre, cuando los estudiantes decidieron concentrarse en la calle Espaillat, vía que declararon Territorio Libre, e iniciando desde las azoteas de las viviendas una feroz batalla contra decenas de policías comandado por el capitán Caonabo Fernández. Represivo oficial que fue impactado por una piedra lanzada por un manifestante. 
Tras escasearse las piedras, los estudiantes convirtieron en municiones pedazos de metal de los medidores de agua que disparaban con tira piedras y con sus propias manos, recibiendo a cambio una lluvia de balas y bombas lacrimógenas. Cerca del mediodía la policía se mostraba incapaz para vencer la resistencia de los jóvenes trepados en las azoteas de las casas del vecindario. Situación que fue superada con la presencia de decenas de efectivos del ejército que tan pronto entraron en el escenario de las protestas disparaban con intensidad sus fusiles Mauser y ametralladoras Cristóbal. Ante la imposibilidad de vencer la resistencia los militares se auxiliaron de miembros del Cuerpo de Bomberos de santo Domingo quienes se presentaron con escaleras para permitir a los efectivos alcanzar los tejados Cerca de las 7 de la noche, la represión militar había vencido la resistencia de los combatientes de la libertadLa mayor parte de los heridos fueron trasladados al Hospital Padre Billini donde recibieron la atención del cuerpo médico a quienes los ‘’polis guardias’’ amenazaban con sus fusiles para que no atendieran a los heridos. Los que habían logrado escapar, ocultándose en las casas de la calle Espaillat, arzobispo Nouel, Santome, Palo Hincado y Padre Billini, eran perseguidos y apresados salvajemente. 

Una de las paredes de la intersección calles Espaillat con Arz. Nouel escenario de expo fotos y bandras-pancartas masacre de Octubre 1961.


En la casa de tres niveles de la referida vía los efectivos de la policía penetraron encontrando a dos jóvenes de la resistencia ocultos en un armario de donde fueron sacados a culetazos y lanzados del tercer piso a la calle. casa de dos niveles de la Calle Espaillat, la Policía localizó, ocultos en un armario, a dos jóvenes que fueron apresados y tras golpéalos con las culatas de sus fusiles fueron lanzados a la calle desde el tercer nivel del edificio, muriendo de inmediato con el impacto.Al cesar el fuego, cerca de las 6:00 de la tarde, un silencio sepulcral se apoderó del ambiente, donde solo se escuchaba los gritos y quejidos de los heridos y los lamentos de sus familiares. El 22 de octubre, las protestas bajaron de intensidad esperando el anunciado discurso del déspota ilustrado Joaquín Balaguer quien a las 7 de la noche se dirigió al país en estos términos: ‘’Sean mis primeras palabras para felicitar calurosamente a la Policía Nacional por la ejemplar conducta que observó desde las explosiones las explosiones de violencia que han ocurrido en los últimos días en diferentes localidades del país’’…
Zona de los archivos adjuntos

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.