El periodista demanda que la Procuraduría General de la República elimine la ordenanza irregular y que viola la Constitución de la República al impedirle por cerca de 3 años escribir y tomar fotos dentro del Metropolitén.

Santo Domingo: A continuación un relato por memorizado de todo cuanto ocurrió con el CESMET el día 16-12-2018.

CESMET DEL METRO SANTO DOMINGO ES UNA FUERZA MILITAR ANTICOMUNISTA! Comete atropello y abusos contra periodista comunista por retaliación política

Santo Domingo.- En la tarde del pasado Domingo, día 16 de Diciembre del año en curso (2018) me trasladaba hacia la Estación del Metropoliten ubicada en el Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo.Yo, Miguel Angel Aponte Viguera, había terminado de cubrir un evento popular en la zona oriental de Santo Domingo, más concretamente en Brisas del Este, para el programa televisivo ¨ El Poder del Consumidor ¨. El mismo se trasmite los Domingo, desde las dos de la tarde, por los canales VHF 6 y UHF 65 del Canal del Sol (el mismo medio que pertenece a la familia Decamps ). Pueden verlo por Internet y cable de Altice, Claro y otros.Por esa razón, como siempre, llevaba mi mochila periodística con cámara DVD, cámara fotográfica, grabadora digital, micrófonos miniaturas, celular, lentes oscuros y recetados…pero también en otra ¨zhumka ¨ o envase de tela o material natural con periódicos comunistas, literatura revolucionaria, un brochur en cantidad de la Unificación de los y las Comunistas o marxista-leninistas dominicanos-as y, claro está tenía muchos ejemplares del nuevo medio impreso ¨El Poder de los Consumidores ¨. !!Ese periodiquito tiene ¨quillao ¨ a los oficiales del CESMET o militares anticomunistas de puesto en la Estación Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo. En la susodicha publicación contestaria hay un relato del secuestro de los jóvenes corresponsales de Juventud Estudiantil uasdiana, Nuevo Periodismo, entre otros periodiquitos alternativos y fustigadores de los atropello y abusos que cometen las fuerzas represivas de la actual Dictadura neofascista del PALIDO. Algunos de estos relatos han circulado, también, en la Redes o Facebook de Arturo Aponte y Alexandra Polanco sobre ese incidente.Pues bien, nosotros -as pusimos en su lugar a esos CESMET abusivos y arbitrarios, razón por la cual estaban ¨ malitos ¨ y molestos con el señor Director de El Poder del Consumidor. Me esperaban con impaciencia. SE LES HACÍA AGUA LA BOCA POR UBICARME EN EL METRO PARA EL DESQUITE POLITICO. Y así fue como encontraron el momento propicio el pasado Domingo 16 del mes en curso.Yo iba muy tranquilo, pero super cansado por el exceso de trabajo ese día de fiesta para muchos, pero de activismo Revolucionario y periodístico para mí y otros tovarichis comunistas. Habíamos ido a la asamblea de Fenatrano o Comité de Lucha por la Rebaja de los Combustibles y otras reivindicaciones populares.Llevábamos mucha propaganda en las mochilas… ya había pasado o no se realizó el encuentro para discutir la fecha del paro o Huelga Nacional por la Modificación de la Ley de Hidrocarburos. Nosotros-as, los y las comunistas verdaderos, creemos que hay que preparar la Huelga General Política para la destitución del ¨ pichón de dictador Dañilo Mentira !!Bueno, en fin nos encontrábamos en el Metro. Yo iba solo porque otro camarada tomó otra ruta, en otro tren. Le pasé por el lado a varios agentes del CESMET en la parte de arriba de la Estación de la Feria. Solo me miraron y me dejaron pasar con mis mochilas repletas. Ah!, pero al poco tiempo llegaron tres (3) uniformados y me atosigaron preguntando ¨ que tiene Ud., señor, en esos bultos¨ ¿ ? Yo de inmediato saqué mis carnets de Periodista en inglés, español, etc. y les dije ¨ soy periodista y tengo material de mi profesión aquí; además llevo literatura comunista conmigo.

Ellos (los guardias-policías ) me dijeron que abriera los bultos y ya yo sabía que era una provocación; es posible que me dejara provocar por el momento. Yo les dije que es simple propaganda comunista y que no me daba la gana de mostrarla. Me conminaron a salir del tren y de inmediato se anunció por la bocina que la máquina arrancaría. Por eso ellos bajaron del mismo y me dejaron allí con mis mochilas. Entonces yo procedí a abrir el busto y les dije a los y las pasajeros que vieran la propaganda comunista que llevaba y que la fotografiaran con sus celulares por si acaso iba a tener problema.

Algunos de los pasajeros del tren tomaron fotos y no se si la subieron a sus muros. Mientras tanto, una ¨turba¨ de militares me esperaba en la Estación Juan Bosch y cuando apenas llegó mi tren allí, entraron violentamente y me sacaron del vagón. Me retorcieron los brazos y me apretaron los ojos. Yo apenas pude defenderme y vociferar que ¨! yo soy periodista !¨ , por qué el atropello si no estoy armado ni estoy poniendo resistencia ?¿ ¿¿Me liberaron las manos y me ¨ metieron ¨ en un cuartucho sin aire y me puse a sudar copiosamente. Yo soy hipertenso. Casi me da un infarto. Los guardias-policías me mandaron a sentar y procedió una discusión político ¨ ideológica ¨ entre ellos y yo. Hasta que apareció un oficial apellidado Medrano y , entonces con el mismo fue mas agria la discusión !!

Estuve retenido o ¨ secuestrado ¨ hasta las horas de la noche del Domingo y, antes de que apareciera una patrulla uniformada, llegaron tres del DNI (supongo yo porque no se identificaron y tenían caras-dura de Calies vestidos de civil )…como yo pensaba que me iban llevar al DNI, de inmediato le dije al oficial Medrano que él sería responsable de lo que me sucediera porque esos tres caras de ¨yo no se qué ¨ al parecer me querían de presa. Podrían ser identificados, ya que allí todo lo grabaron con sus celulares y las cámaras de circuito cerrado que hay por doquier en el Metro.No me permitieron la llamada cacareada, que le corresponde al detenido o preso para llamar a un abogado o familiares.

Se fueron los parecidos a calies y llegó una patrulla uniformada y oí decir que me llevarían al Destacamento del Naco (en el Centro Olímpico, ahí mismo cerca). Bien. cuando íbamos en el camino yo le dije a los polis que me permitieran mi llamada y entonces me dejaron sacar mi celular. Hice mi llamada, rápidamente y comuniqué a un abogado amigo que me llevaban al Palacio de la P.N. y no al Naco. Me dijo el jefe de la patrulla que no hablara más por celular y que lo apagara. Yo lo hice así. Entonces me llevaron con rodeo y llegamos un tiempo después al Palacio de los grises. Me introdujeron a un cuartucho en el fondo, próximo a donde estaban las cárceles Vietnam y de ¨ los choferes ¨ para que una Doctora me viera y ella me hizo bajar los pantalones y subirme la camisa para ver si tenía golpes.Todo terminó y entonces me condujeron hacia el Naco. Que conste que mi familia recibió el mensaje y los camaradas, también. Pero no pudieron localizarme esa noche, porque cuando fueron al Palacio policial, no había ningún indicio ni registro del periodista Aponte Viguera.

La pasé muy mal en esa prisión. Lo común es que no hay colchones, hay que seguir echado en el suelo y no se puede dormir así. Lo que debía un baño, es un retrete y hay mucha mierda en el suelo y ¨ miaooooo ¨ . Solo ingerí agua y unas galletitas de soda que me dieron presos solidarios cuando les conté sobre mi apresamiento y les hablé del socialismo soviético y cubano. Les gustaron mis argumentos, aunque estaban desinformados, como siempre, sobre los clichets anticomunistas… Ahora viene lo fundamental…El procurador fiscal del Ensanche Naco discutió conmigo, porque yo soy ¨ muy boca dura ¨ y le dije que la prisión era abusiva y que violaban todos mis de Derechos Humanos, la Constitución y bla, bla, bla.Eso fue la mañana del Lunes 17…entonces procedieron a desfilar numerosos policías por la celda; al parecer para ver a los presos o detenidos y algunos bromearon mientras otros fueron policías ¨ malos ¨. Uno me retiró mis espejuelos recetados argumentando que no está ¨ autorizado que preso alguno tenga lentes dentro de la celda ¨. Sin embargo no me quitaron mi anillo de graduación de Oro, que tiene la Hoz y Martillo, porque yo les dije que no quería que se perdiera, y que se quedaran con todo lo demás que me guardaron (cámara fotográfica, de video, grabadora, lentes oscuros, altavoz y propaganda comunista.Hacia las once y algunos minutos, me llevaron ante el fiscal apellidado Robles y, ya me había visitado Pavel (mi hijo) explicándome lo de que no aparecía nombre ni generales en el Palacio y que los abogados no estaban disponibles por ese momento.

Cuando entré al despacho del fiscal, vi a uno de los guardias que me agredió y que estaba de civil. Los otros dos no los conocía. Y estaba el fiscal junto a Pavel; saludé y comenzó la discusión política, aunque el primero fue el guardia. Este no sabía nada de nada, ya que ese fue uno de los que recibió las órdenes al través del sistema de comunicación guardiana de la Estación Juan Bosch. Se limitó a decir que a ellos le dijeron que sacaran a un sujeto que traía mochilas en el tren y, entonces ellos procedieron cuando él no quizo bajarse del tren.Pero resulta que todo está grabado dentro del sistema visual de seguridad del Metro y se puede ver que ellos me sacaron de inmediato del vagón, cuando el tren se detiene unos segundos en dicha estación en su rápida parada en la Estación JB donde llegó allí. Ya podrán imaginarse que a ese me lo pusieron los Reyes magos y Santa Claus en mi camino. Cuando me llegó el turno de hablar sin abogado, sólo con la defensa o testimonio de Pavel.Yo me lo comí y dije de todo de la Dictadura del pichón de dictador Danilo y sus fuerzas represivas. Me limitó algo el fiscal para que hablará conciso y concreto.Vino la amenaza de llevarme a La Victoria y yo les dije que me llevaran al mismo infierno (en caso de que existiera! ), para terminar exigiendo demandas al Metro.Entonces, como yo no tenía abogado alguno en ¨ ese juicio o conciliación entre dos partes ¨ , bajé la guardia ante la amenaza de conducirme a la prisión o negociar y firmé el documento denominado ¨ Acta de Conciliación”. Entonces yo sugerí que fueran tres puntos de conciliación entre Miguel Aponte Viguera y las Autoridades del CESMET o de la OPRET, debido que el incidente y atropello había sido con los de la seguridad del METRO y dentro de los predios del Metropolitén de Santo Domingo.

Entre los puntos que yo planteé figuraron : yo admitiría mi ¨ error ¨ al negarme al cacheo o chequeo mientras asumía mis derechos a transitar libremente con propaganda comunista y equipos periodísticos (conociéndome los policías-militares que habían protagonizado los incidentes del pasado día 21 de Octubre 2018 con la pareja de jóvenes corresponsales del tabloide alternativo JUVENTUD ESTUDIANTIL UASDIANA (publicación juvenil de la UASD). Y segundo que ellos deberían autocriticarse por haber cometido públicamente un atropello abusivo conmigo, como ciudadano y periodista libre de utilizar mi cámara fotográfica para cubrir actividades o incidentes públicos y noticiosos. Por último, que en el METRO deben respetar el ejercicio profesional y los Derechos Humanos de los y las ciudadanos-as…Sin embargo, ellos aplicaron el Poder del sistema opresor Capitalista y dictatorial del régimen pelagatos danilista y colocaron unos puntos extraños y contradictorios (como por ejemplo que yo deberé alejarme 100 metros no se de qué o quién, ya que yo no tengo problemas personales con persona alguna y militar – policía del METRO menos. La OPRET y CESMET son los que tienen problemas políticos ideológicos con la propaganda comunista y revolucionaria de izquierdas.Aquí les presento el Acta de Conciliación, el cual me fue impuesto con amenazas de que si no ¨ hay acuerdos ni firmaba la misma ¨ , entonces me enviarían al ¨ calabozo ¨ o prisión sin yo saber con cuál o qué acusación o acusaciones. Mostraron unos trabajos periodísticos que yo publiqué en las Redes con acusaciones o protestas contra los atropellos a las fuerzas represivas, sería una prueba del delito…no pasarán y no me amedrentarán los neofascistas morados ni de cualquier otro color !!!

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.