La pandemia covid -19 provoca creatividad de artistas profesionales y jóvenes callejeros en busca de subsistir 

        Por Miguel Aponte Viguera//Texto y foto/

Santo Domingo.- Desde tiempo atrás, específicamente cuando los coches con tracción animal se desplazaban por la ya famosa calle El Conde de Peñalva,  trasladaban a las encopetadas Damas de la época añeja y vestían sus mejores ¨ remúas de Gala ¨ para juntarse con sus amantes, novios o prometidos,  empezaban a visitar las incipientes tiendas de la Ciudad Colonial y se avecinaba el galopante capitalismo atrasado y deformado por la dependencia imperial. 

         Se trataba de los tiempos post-coloniales que introducían a la burguesía u oligarquía capitalina del viejo Santo Domingo, llegando hasta Quisqueya, de allende los mares con  sus productos de manufactura europea u otros lares del mundo.

         Entonces así veríamos sus piezas de vestir, perfumes, chucherías y artículos de tocador, belleza y de toilette europeas…pero también llegarían, posteriormente, los incipientes de poca velocidad vehículos de motor y, las andanzas nocturnales de ciudadanos y ciudadanas de épocas pasadas.

          Ah!, pero muy pronto llegarían los comerciantes de origen árabe, turco, chinos y de otras latitudes más lejanas, como la India, Japón, y hasta de la vieja Rusia zarista.

          La arquitectura tendría su representación en esa antiquísima calle El Conde, que al parecer no solo tuvo dicho nombre sonoro, sino que  fue conocida por otras denominaciones, como Clavijo, Real y creo que Independencia.Calle El Conde

La Calle El Conde, Siendo una de las mas antigua púa de la ciudad de Santo Domingo, o mejor dicho, de la zona colonial principalísima de Santo Domingo.

Su nombre se debe a un tal Conde Peñalva.. Esta calle empieza con una bajada o pendiente, en las proximidades de la Ría Ozama, iniciando con una pronunciada escalera que la trae desde el caudaloso y navegable torrente de agua que lleva al Mar Caribe sus dulces líquidos, para terminar  en la intersección con la calle Palo Hincado, como boca del histórico y memorable Parque Independencia.

 Al iniciar en el Puerto de Santo Domingo, nos lleva a la amplia avenida que se transforma en el hermoso Malecón de la capital, y fue rebautizada tras algunos años después de finalizada la Guerra de Abril del 1965, convertida en Guerra Patria a partir del 28 de abril cuando 42 marine USA invadieron nuestra media isla de Babeque, como Avenida Francisco Alberto Caamaño Deñó. 

 En la actualidad es una calle peatonal repleta de comercios, pequeñas plazas, hoteles, restaurantes y lugares turísticos.

Ahora bien, con el paso del tiempo y la construcción de modernos centros comerciales, con muchas cadenas norteamericanas de comidas rápidas, y más recientemente el golpeo fatídico de la población dominicana con la mortalidad de unos 2 mil o mas víctimas del covid- 19, dicha calle que fuera convertida en Peatonal el pasado siglo XX, se ha ido arrabalizando y muchos de sus otrora hermosos y admirables edificios burgueses se han reinados y fueron abandonados por sus anteriores dueños.

¨ Antiguamente en el período conocido como La danza de los millones, en esta calle había pequeños cines y diversos hoteles. En esa época la calle estaba decorada con pinos y otros árboles que le daban aspecto europeo, mientras que en la actualidad hay mucha decoración caribeña ¨ , se lee en una publicación dada a conocer en las redes sociales contemporáneas.

El Conde Peatonal, a partir de los primeros casos de coronavirus conocidos y comentados en las zonas aledañas de dicha calle, así como en los efímeros encuentros de comensales y bebedores de bares y pubs citadinos, languidece por el cierre de muchos de ellos y la poca afluencia de clientes nacionales y extranjeros por las restricciones y el miedo a la pandemia.

Empero, en honor a la verdad, cabe destacar que en las últimas semanas y meses, se ha visto un inusitado movimiento de jóvenes artistas y de mayor edad, que recurren a presentar sus artes histriónicos, teatral, musical y hasta danzante, en la misma calle que otrora fuera símbolo de lo que se conocía y aún pervive ¨ el condear ¨  para los jóvenes revolucionarios de los años de lucha anti-trujillista, ¨ castorcista IJ4 ¨ y posterior o en post-guerra del 65…

Perico ripiao, ¨michael Jackson, músicos de guitarras eléctricas, percusionistas y hasta ¨ charles ¨ Chaplin

  La pandemia covid-19 lanzó a las calles los elementos de creatividad del ¨ Arte Popular ¨ de las más variadas formas y colores, todo en los últimos meses de agudización de la pobreza y penalidades de los hombres y mujeres de Quisqueya, abandonados a su suerte por las autoridades gubernamentales del régimen de supuesta democracia neoliberal que nos ¨ desgobierna ¨.  Tanto unos como otros, de los colores diferentes :  morado o azul y blanco !!

Por ejemplo, ha hecho su aparición en la intersección de El Conde con calle Duarte, una ¨ estatua que levita y se mantiene con un truco de magia sostenido en la ilusión del espacio o aire por encima del nivel del suelo a acera peatonal ¨, así nos lo describe el propio actor que dice hacerlo porque ellos-as están ¨ desamparados por el gobierno y las propias autoridades de Cultura y escuela de artes teatrales del país…

Este actor o teatrero, manifiesta que desde hace unos cuatro años realiza con numerosos personajes o, mejor dicho, con la recreación de muchos personajes destacados y conocidos, presenta su ¨ teatro de calle ¨  para lograr el apoyo económico de sus admiradores caminantes y transeúntes, que le arrojan monedas como aprobación y ayuda pecuniaria a su arte de subsistencia.

 El actor de nombre Francisco  Calderón, en los momentos en que le encontramos en El Conde Peatonal, mostraba su arte representando a Charles Chaplin con su atuendo oscuro con camisa blanca magas largas y conocido en el mundo entero.

Su sombrero de bombín y sus grandes zapatos, con el detalle de la corbata negra suspendida, también, en la ilusión del aire. Nos revela que hace unos tres o cuatro meses que presenta en el teatro callejero de Santo Domingo este personaje debido al empujón y vuelco que le ha dado a su vida el coronavirus, desde el pasado mes de marzo 2020.

Son varios o numerosos los artistas, egresados de la Escuela Nacional de Bellas Artes de República Dominicana que están sobreviviendo, con mucha precariedad, al fatídico covid -19 manipulado en los laboratorios de ¨ la guerra bacteriológica ¨  imperial y que al parecer se lanzó al globo del mundo para diezmar a los-as envejecientes trabajadores-as, como elementos ¨ ya innecesarios-as ¨ del decadente sistema opresor capitalista.

!! Otro mundo es posible !!   La humanidad vencerá a las fuerzas oscuras de la guerra bacteriológica burguesa !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.