Experiencias y enseñanzas de unas cortas vacaciones

BáVaRO, REPúBLICA DOMINiCANA.- Comenzamos esta maravillosa y sorpresiva breve jornada vacacional en Bávaro-Punta Cana…con grandes expectativas. Era en vísperas del verano 2022. Emociones contenidas durante un largo, pero corto al mismo tiempo, viaje en ¨ jeepeta ¨ desde la capital Dominicana; ambiente familiar y de camaradería en el marco del aire fresco y agradablemente acondicionado;  a  todo lo largo de la autopista de Las Américas, el yodo con ligeras gotas de agua pugnaba por penetrar al través de los vidrios del vehículo. 

Y entonces desde el día viernes 24 de junio, fue pasando un  ¨ largo corto espacio de tiempo ¨  hasta nuestro arribo al Resorts and Spas, situado al borde del Mar Caribe en el Este de la isla que fuera de taínos-caribeños.

Por Miguel Aponte Viguera

 IMPRESSIVE, nombre del resorte en idioma extranjero para nosotros-as, siendo algo incomprensible aún. Es posible que fuera curioso, no solo por el logo parecido a la concha de las perlas en las profundidades de los mares, sino también por lo abigarrado de los-as huéspedes que encontraríamos en el interior del amplio y acogedor lugar de veraneo familiar y  ¨ global ¨ .

Arribo algo accidentado al loby Impressive

Vista parcial de una de las piscinas y lugar del almuerzo Grill

 Nuestra llegada al interior del resorte, aunque con un pequeño contratiempo ante la ¨ garita de control ¨,  fue rápida entrada a la recepción. Pues no contábamos con la sorpresa de que se habían equivocado con la asignación de las habitaciones a otra familia. !Claro que no era culpa o responsabilidad del Resorts and Spas en cuestión, sino de la agencia o ¨ empresa ¨ vendedora del paquete turístico ¨  todo incluido! 

 Entonces superado el pequeño pero desagradable inconveniente, conseguimos ubicarnos en un lugar adecuado del pabellón 22, no muy lejos de las piscinas y el entorno playero del Mar Caribe. Impressionante arquitectura turística levantada en Bávaro-Punta Cana. Ver fotos adjunto, tanto promocionales – profesionales y nuestras propias tomas familiares.

 Así fue como entramos en contacto con las azules aguas caribeñas y, el impacto de las oleadas del sargazo de allende los mares que procedentes de lontananza  del Océano Atlántico, nos llegan con sus amarillentos-verdes légamos algo molestosos…habíamos leído y oído sobre esas algas, pero nunca habíamos chocado de frente con ellas y sus efectos secundarios o colaterales.

 La playa estaba algo cargada o sobrecargada de los sargazos y, muy pronto escucharíamos ideas, quejas y consejos de muchos huéspedes mal humorados, pero deseosos de ¨ darse un chapuzón ¨  en las cálidas aguas caribeñas. Mientras nosotros-as aprovechamos el momento de confusión y búsquedas de informaciones con entendidos lugareños, sobre el particular, para tomarnos instantes de ¨ baños de rayos de Sol y libar uno que otro ¨ directo al hígado ¨…nos dirían que unos tres meses atrás, habían comenzado a cundir las playas del Este de la República Dominicana afectando lugares tradicionalmente acogedores y creando algunos inconvenientes.

 Pero también, rápidamente vimos que tanto en el resorte Impressive, como en otros aledaños, estaban actuando en consecuencia sobre el particular; había trabajadores esforzándose en la limpieza y, junto a ellos muy pronto aparecieron ¨ palas mecánicas ¨ junto a camiones de volteos que lograron restablecer la limpieza de esas playas. Así fue como de inmediato comenzamos a zambullirnos en esas refrescantes y cálidas aguas azul-verdosas caribeñas. Y comenzaríamos a entablar contactos con huéspedes de Europa, India, Francia, Estados Unidos de Norteamérica, Colombia, Puerto Rico, Argentina, de nuestra Quisqueya y…con los russos , también !

 Algunas informaciones a título de orientación sobre el Sargazo…

EL sargazo es – para algunos seres humanos –  algo ¨ desastroso ¨  para su diario vivir, pese a que esta alga marina tiene mucho de utilidad y como todo en la vida dialéctica ¨  no hay nada enteramente malo ni enteramente bueno ¨  ,  sino que en la existencia las cosas buenas tienen cosas malas y, viceversa ¨  .

Al parecer el problema en sí no es el sargazo como tal, sino que ¨ algo extraño al medio marítimo de la existencia real de esas algas le ha afectado en su hábitat, ya que desde hace cierto tiempo en su zona de desarrollo y crecimiento –  Mar del Sargazo en el Océano Atlántico ¨  le hace crecer y multiplicarse en gran cantidad .

Los científicos dicen que, el calentamiento global, el aumento de la temperatura del agua, y los componentes contaminantes arrojados por el hombre al mar, favorecen el crecimiento desmedido del sargazo.  Pero como la dialéctica es dialéctica, entonces aquí entra en juego la biodiversidad, que forma parte del ecosistema en el océano. Entonces ha resultado que en nuestras playas del Este quisqueyano, El Sargazo, viene convirtiéndose en un gran asunto problemático para los huéspedes de los resortes y para hoteleleros, trabajadores y asimismo para la vida marítima de otras especies. 

 En el Océano Atlántico cerca del Mar Caribe, hay una zona llamada «Mar de los Sargazos«, una gigantesca extensión de sargazos flotantes. Allí viven diferentes especies marinas, como las tortugas. También funciona como «refugio» o descanso de especies migratorios como peces y aves.

 Pues, no queda ¨ de otra para nosotros-as los del Este de Quisqueya la Bella ¨ ,  debemos convivir armónicamente con las algas del Mar de los Sargazos que nos visitan periódicamente, procedentes de las aguas vecinas del Océano Atlántico, no muy lejano a nuestro hábitat. Y mientras, algún día no muy lejano, aprovecharemos esas marítimas emigraciones de algas del el Mar de los Sargazos para darles un buen uso como abonos y fertilizantes para nuestros cultivos y, como plantas marinas comestibles, quisas aprovechando las flotas pesqueras de la Federación de Rusia y de otras naciones del mundo.

Dicho sea de paso, ya hace décadas que los rusos chequean a los cardúmenes de sardinas que emigran desde las zonas frías en nuestras épocas de verano, llegando a las cálidas aguas caribeñas de la Isla de Quisqueya, para ¨desobar o colocar sus huevos ¨  y luego regresar a sus gélidas aguas. Han habido propuestas de la FR hacia los gobiernos dominicanos para aprovechar en 50×50 %  la pesca de esas sardinas. CONTINUARÁ…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.